Museu Alberto Sampaio | Guimarães Cool
Entrar | Registro

visitar > museos y galerías

×

Error message

  • The file could not be created.
  • The file could not be created.
GuimaraesCool_Visitar_Museu_Alberto_Sampaio

Museu Alberto Sampaio

UN ORGULLO PARA GUIMARÃES

El Museo Alberto Sampaio fue fundado en 1928 por Alfredo Guimarães y alberga obras que retratan no sólo la historia de Guimarães sino la historia de Portugal (desde la época medieval hasta el periodo renacentista). El edificio donde se encuentra el museo forma parte de la historia de la “ciudad cuna”: fue construido en el siglo X, cuando la Condesa Muniadona Díaz ordenó la construcción del monasterio.

A lo largo de tres espacios – el Claustro, la Casa del Priorato, donde se encuentra la exposición permanente, y la Casa del Cabildo – el museo impresiona por todo lo que alberga. Entre extraordinarias obras de pintura, escultura y orfebrería que no dejan a nadie indiferente, encontramos piezas que pertenecían a la Iglesia de Nossa Senhora da Oliveira y a la Iglesia de S. Francisco. Son obras de gran importancia patrimonial, muchas de ellas con más de 300 años.

En la sala de la orfebrería, encontramos una de las colecciones más valiosas de que hay registro en Portugal, con detalles que nos hacen preguntarnos cómo es posible que fuesen producidas hace tantos años.

En la colección que representa una de las batallas más difíciles de nuestra historia, la de Aljubarrota en 1385, encontramos sobre todo pinturas que representan ese enfrentamiento entre portugueses y castellanos. En una de esas pinturas del siglo XVII, se ve al rey D. Juan I – que estaba en Guimarães cuando se enteró de la gran batalla que tenía que librar – pidiendo a Santa Maria da Oliveira protección antes de la guerra. Sin embargo, lo que más llama la atención de quien visita esta parte del museo es la obra que muy probablemente debe ser la más importante de todas las del museo: la ropa militar – el “loudel”, una prenda de cuero para proteger de los golpes de espada – que D. Juan I usó en la Batalla de Aljubarrota y ofreció a la Iglesia de Nossa Senhora da Oliveira para agradecer la protección que le había dado.

Siguiendo la visita vemos esculturas y frescos que representan sobre todo acontecimientos religiosos. Estos fueron encontrados por casualidad, escondidos detrás de otras pinturas mientras eran trasladadas para su restauración. El Museo Alberto Sampaio es realmente un lugar con mucho para descubrir y muchos secretos por desvelar.

Cuando visites Guimarães, no dejes de visitar este museo que tiene mucho que contarnos sobre la historia de la ciudad (y del país).

Sugerencia Cool: El claustro es de una belleza única y el órgano de la Iglesia de Nossa Senhora da Oliveira, que oímos a veces, hace esta experiencia más especial – visita con calma y aprecia el sonido de este instrumento.